Festival de Venecia: "La presencia de Polanski me resultó muy incómoda"

Escrito por

Con la presencia de la directora argentina Lucrecia Martel a la cabeza del jurado principal, este miércoles comenzó la 76º edición de Festival de Cine de Venecia, la muestra cinematográfica más antigua del planeta. Y las polémicas no estuvieron al margen desde la hora cero. 

La cineasta salteña señaló que el próximo viernes no asistirá a la función de gala de J'accusse: el oficial y el espía, el último film del polaco Roman Polanski, que siempre es fuertemente cuestionado por la violación de una menor hace décadas en Estados Unidos.

"Yo no separo al hombre de la obra. La presencia de Polanski (en el programa del festival) me resultó muy incómoda. Hice una pequeña investigación, con Internet, y consultando a escritoras que han tratado estos temas. Y vi que la víctima dio este caso por cerrado, no negando los hechos sino considerando que el señor Polanski había cumplido con lo que la familia y ella habían pedido. No puedo ponerme por encima de las cuestiones judiciales. Pero sí puedo solidarizarme con la víctima. No voy a asistir a la proyección de gala del señor Polanski porque yo represento a muchas mujeres que en Argentina luchan por cuestiones como esta, y no querría levantarme para aplaudir", expresó la directora de La ciénaga. Pero también señaló: "Me parece acertado que su película esté en el festival, que haya diálogo y se debatan estos asuntos".

Conviene recordar el caso: Samantha Geimer acusó en 1977 a Roman Polanski de haberla violado cuando ella tenía 13 años y él 43. El director de El pianista lo negó, luego modificó su versión y ante el temor de ir preso se fue de Estados Unidos. En marzo de 2003, Geimer perdonó públicamente al realizador, aunque confirmó la violación, de acuerdo a cómo lo había denunciado por entonces. Sin embargo, Polanski sigue siendo requerido por la justicia de Estados Unidos.

"Acepté esta presidencia del jurado no por estar en Venecia con ustedes, ya que estaría mejor en mi casa, sino porque es un lugar político y este debate es muy importante en este festival. También por la obra de Polanski, que creo que merece una oportunidad, por las reflexiones sobre la humanidad que incluyen sus películas".

Horas más tarde, Martel publicó un comunicado donde aseguró que sus palabras "fueron profundamente incomprendidas". "Como no separo el trabajo del autor y he reconocido mucha humanidad en las películas anteriores de Polanski, no me opongo a la presencia en la competencia. No tengo ningún prejuicio al respecto y, por supuesto, veré la película como cualquier otra en la competencia", concluyó.

En J'accusse: el oficial y el espía, Polanski da su punto de vista sobre el caso Dreyfus. La historia del film de Polanski, quien en 1993 ya ganó el León de Oro, transcurre en 1894 y está basada en la historia del capitán francés judío Alfred Dreyfus, quien injustamente es declarado culpable de traición y condenado a cadena perpetua en la isla del Diablo.

Fuente: Página 12