Lunes, 25 Febrero 2019 11:57

ONU aplaude cambios en la Guardia Nacional en México

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La Oficina en México de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos encomió los cambios acordados en el Senado para la conformación de una Guardia Nacional, uno de los ocho puntos del Plan de Paz y Seguridad Nacional del país. 

La Alta Comisionada visitará México en abril, mientras tanto, su equipo continúa analizando ampliamente el plan.

La Oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) saludó este viernes el acuerdo alcanzado en el Senado de la República sobre los cambios constitucionales para la creación de una Guardia Nacional, uno de los ocho puntos del Plan Nacional de Paz y Seguridad del nuevo gobierno.

La polémica suscitada con el proyecto de establecer una Guardia Nacional para enfrentar los problemas de violencia en México encontró un consenso el jueves en el Senado del país, luego de una apertura que permitió escuchar e integrar las voces no sólo de los legisladores, sino de diversos actores políticos, sociales y de derechos humanos nacionales e internacionales.

El punto álgido desde la presentación del Plan de Seguridad Nacional fue el carácter militarizado de la Guardia Nacional y la falta de un plazo para su operación.

El nuevo acuerdo mantiene el componente militar, pero bajo un mando civil y le da un sentido de temporalidad, toda vez que en cinco años los militares deberán salir de la Guardia y regresar a sus cuarteles. Además, el nuevo cuerpo de seguridad rendirá cuentas al Senado.

En un comunicado, la Oficina de Derechos Humanos señaló que desde el inicio del proceso legislativo compartió su preocupación por el carácter militarizado de la propuesta sobre la base de las obligaciones internacionales del Estado mexicano. Además, la ONU-DH tuvo la oportunidad de promover de manera constructiva alternativas de solución.

Incorporación de elementos de control

“La versión adoptada por el Senado representa un avance positivo que elimina algunos de los principales puntos de preocupación y retoma varias de las recomendaciones formuladas por la Oficina y otros actores relevantes,” dijo Jan Jarab, representante en México de la ONU-DH.

Jarab destacó que se hayan eliminado algunos componentes que atentaban contra la esencia civil de la Guardia Nacional, se haya fortalecido el mando civil y se hayan incorporado elementos de control de carácter democrático.

Agregó que la colocación de componentes del orden militar sólo en los artículos transitorios del texto preserva la integridad del texto constitucional permanente y atenúa los riesgos de la propuesta original.

“Aun así, dicho régimen de transitoriedad deberá sujetarse, en los hechos, a estrictos mecanismos de supervisión de naturaleza civil que permitan la prevención de violaciones a los derechos humanos y su detección cuando éstas ocurran, así como su investigación y sanción adecuadas”, advirtió.