Lunes, 03 Junio 2019 12:41

La inteligencia artificial y las mujeres

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
La inteligencia artificial y las mujeres Una mujer demuestra como funciona una aplicación de inteligencia artificial en robótica durante una conferencia en Ginebra.

Si se construye un sistema inteligente que aprende lo suficiente sobre las propiedades del lenguaje para poder entenderlo y reproducirlo, en el proceso también adquirirá asociaciones culturales históricas, entre ellas los prejuicios de género. 

La escasa participación de la mujer en el sector de la Inteligencia artificial tiene que ser corregida para evitar que hasta las máquinas, que se harán cada vez más indispensables en el futuro, se vuelvan machistas.

La Inteligencia artificial es un sector de la tecnología en rápida expansión que ha comenzado a ejercer una tremenda influencia sobre la vida de las personas, y que seguro ejercerá más en el futuro.

La simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, especialmente sistemas informáticos, lo que antes sólo se veía en películas de ciencia ficción, ahora se encuentra en una gran cantidad de aplicaciones. La Inteligencia artificial clasifica la información de los buscadores de internet, determina tratamientos médicos, toma decisiones de préstamos bancarios, clasifica solicitudes de trabajo, traduce idiomas, coloca anuncios, recomienda penas de prisión, influye en decisiones de libertad condicional, intuye gustos y preferencias de los usuarios y hasta decide quién califica para un seguro, entre otras innumerables tareas.

Sin embargo, a pesar de la creciente influencia de esta tecnología, las mujeres conforman solo el 12 por ciento de los investigadores en este terreno, según una reciente publicación de la UNESCO y la coalición EQUALS, que se dedica a promover la igualdad de género en el sector de la tecnología.

¿Por qué es importante que esto cambie?

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Virginia en los Estados Unidos determinó que las mujeres son un 47% más propensas a sufrir heridas severas en accidentes automovilísticos, ¿por qué? Porque los sistemas de seguridad fueron diseñados para hombres.

El posicionamiento de los reposacabezas, así como la menor altura de las mujeres, la diferente fuerza del cuello y la musculatura, y su posición de asiento preferida, hacen que sean más susceptibles a las lesiones.

Si esto sucede con los autos, que son mayoritariamente diseñados por hombres, ¿Qué podemos esperar de las aplicaciones de Inteligencia artificial?

La limitada participación de la mujer en la tecnología puede extender sus efectos más allá del sector con una velocidad sorprendente, replicando los prejuicios de género existentes y creando otros nuevos.