Viernes, 22 Noviembre 2019 11:21

Merkel, seguir trabajando “por una Alemania fuerte”

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La canciller alemana intervino en la inauguración del congreso federal de la Unión Cristianodemócrata (CDU), que este año tiene lugar en Leipzig. 

Con un discurso de su presidenta, Annegret Kramp-Karrenbauer (conocida como AKK), la Unión Cristianodemócrata (CDU) inauguró este viernes su congreso federal, que está marcado por el cuestionamiento interno que sufre el liderazgo de AKK y las dudas sobre la capacidad que tendrá el partido para superar la figura de la canciller, Angela Merkel, que dejó la dirección de la CDU el año pasado.

“Estamos aquí para debatir sobre la CDU. Sobre su línea y sobre sus desafíos”, afirmó Kramp-Karrenbauer ante los 1.001 delegados reunidos en Leipzig (este de Alemania), en sus palabras de saludo iniciales. Se trata del primer congreso que AKK preside de principio a fin, tras ser elegida para suceder a Merkel por escaso margen frente a su rival más derechista, Friedrich Merz.

Luego fue el turno de la canciller, quien dijo a los delegados que era necesario “dejar completar” el trabajo de su actual coalición de gobierno, para que pueda seguir esforzándose “por una Alemania y por una Europa fuerte”. Merkel recordó que “el próximo año Alemania ocupará durante el segundo semestre la presidencia de turno de la UE”, por lo que es central seguir adelante con los proyectos de su gobierno.

La dirigente defendió que la CDU es el “partido del centro, para Alemania y para Europa” y confesó que nunca se imaginó que estaría en el poder por tanto tiempo. Valoró que Alemania tiene tasas de desempleo bajísimas y que el país ha sorteado la crisis económica, pero destacó que quedan desafíos, como la lucha contra el cambio climático, la digitalización y las disputas comerciales con Estados Unidos.

“Necesitamos soluciones para el mundo del mañana, y quiero seguir trabajando en ello como canciller”, agregó. El partido tiene también asuntos internos que resolver. Por ejemplo, dados los cuestionamientos sobre AKK, han surgido sectores que apoyan a Merz como aspirante a la cancillería, mientras que otros estiman que una solución de consenso sería respaldar al líder de la Unión Cristianosocial (CSU), Markus Söder.

Fuente: DW