En Hong Kong, los organizadores de las movilizaciones dicen que hasta 1,7 millones de manifestantes a favor de la democracia salieron a las calles el domingo, en lo que representó la mayor manifestación en semanas. 

En China, cientos de policías paramilitares se reunieron en un estadio deportivo en la ciudad de Shenzhen, mientras los activistas a favor de la democracia continúan realizando protestas día y noche en el vecino Hong Kong. 

Tras dos días consecutivos de incidentes en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su inquietud por la escalada de la violencia durante los últimos días en la ciudad china y la condenó en "cualquiera de sus formas", también rechazó la destrucción de bienes. 

En Hong Kong, una huelga general ha paralizado el transporte de la ciudad y ha cerrado muchos negocios y gran parte de la industria de servicios a medida que los manifestantes a favor de la democracia aumentan sus demandas. 

En Hong Kong, la policía utilizó gas lacrimógeno y balas de goma el domingo, cuando los manifestantes tomaron nuevamente las calles, reclamando que se inicie una investigación sobre los abusos policiales cometidos contra los manifestantes y la retirada del controvertido proyecto de ley de extradición, junto con otras reformas en favor de la democracia. 

Manifestantes de Hong Kong prometieron continuar su lucha luego de que la titular del ejecutivo, Carrie Lam, anunciara hoy que el controvertido “proyecto de ley de extradiciones” está “muerto”. 

En Hong Kong, la policía antidisturbios utilizó gases lacrimógenos para desalojar por la fuerza a cientos de manifestantes que en la mañana del martes ocuparon el edificio del Parlamento. 

En Hong Kong, miles de personas tomaron las calles el lunes, en el vigésimo segundo aniversario del retorno de la ciudad al control chino. 

Legisladores de Hong Kong retrasan el debate sobre el proyecto de ley de extradición en medio de protestas masivas. 

En Hong Kong, manifestantes se enfrentaron con la policía en la segunda manifestación masiva de los últimos días contra el proyecto de ley que permitiría la extradición de los residentes de Hong Kong a China Continental. 

Página 1 de 2