En Nueva Zelanda, los legisladores aprobaron, por 119 votos a favor y uno en contra, un proyecto de reforma de la ley de tenencia de armas que prohíbe todas las armas semiautomáticas y los rifles de asalto. 

Nueva Zelanda marca una semana desde los ataques

 

 

El viernes, Nueva Zelanda transmitió en todo el territorio nacional el llamado islámico a la oración y guardó dos minutos de silencio cuando se cumplía una semana desde que un terrorista supremacista blanco atacó dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, causando la muerte de 50 personas.

 

La primera ministra, Jacinda Ardern, vestida de negro y luciendo un hijab, se dirigió a los dolientes en un parque público adyacente a la mezquita de Al Noor, donde la semana pasada fueron atacadas la mayoría de las víctimas de la masacre, durante las oraciones del viernes 15 de marzo.

La primera ministra Jacinda Ardern dijo: “El profeta Muhammad, sallallahu alaihi Wsasallam, dijo que los creyentes, en su mutua amabilidad, compasión y simpatía, son como un cuerpo. Cuando una parte del cuerpo sufre, todo el cuerpo siente dolor. Nueva Zelanda se lamenta con ustedes. Nosotros somos uno”.

El homenaje a las víctimas se llevó a cabo en Nueva Zelanda al tiempo que atacantes aún no identificados utilizaban mazos para vandalizar cinco mezquitas en la ciudad británica de Birmingham. Agrupaciones musulmanas afirman que probablemente esos ataques fueron llevados a cabo por extremistas de ultraderecha.

Democracy now

El jueves, a seis días de que Nueva Zelanda sufriera la peor masacre de su historia, la primera ministra Jacinda Ardern anunció que su gobierno tomará medidas restrictivas con respecto a las armas de destrucción en masa, como las que fueron utilizadas por un supremacista blanco en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch en un ataque que dejó un saldo de 50 víctimas mortales y casi 50 heridos. 

La primera ministra de Nueva Zelanda reformará leyes de armas; cifra de muertes en el ataque terrorista a las mezquitas asciende a 50 personas.