Documentos secretos muestran cómo las élites brasileras encarcelaron al expresidente Lula y facilitaron el camino a Bolsonaro.