El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusa a Irán de atacar buques petroleros. 

Al mismo tiempo que aumentan las tensiones en la región del Golfo Pérsico, Arabia Saudita sostiene que dos de sus buques petroleros fueron dañados en lo que describe como “un ataque de sabotaje” frente a la costa de Emiratos Árabes Unidos.