Miércoles, 28 Junio 2017 11:34

Temer en medio de la crisis

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El presidente de Brasil, Michel Temer, calificó ser víctima de un “ataque injurioso, indigno e infame” por parte del fiscal general Rodrigo Janot. Horas antes, Janot presentó una denuncia contra el presidente por supuesto delito de corrupción pasiva. 

Luego de permanecer algunas horas sin responder, y apoyado por algunos ministros y parlamentarios cercanos, Temer aferrado al poder, afirmó que tiene una “preocupación mínima” con la denuncia presentada.

Considero que la acusación de Janot es “una pieza de ficción” sin “fundamentos jurídicos”. “No permitiré que me acusen de crímenes que jamás cometí”, aseguró en una declaración pública en el palacio de Planalto, sede del Ejecutivo en Brasilia.

Además, el mandatario arremetió contra el fiscal al considerar que busca “reinventar el Código Penal para incluir una nueva categoría, como la denuncia por hilación, que supone un precedente peligrosísimo en el derecho”.

La acusación del fiscal Janot se basa en las confesiones de los directivos del conglomerado cárnico JBS, que involucran a Temer en diversas y graves irregularidades.

Janot afirma en su denuncia que “entre los meses de marzo y abril” de este año, “con voluntad libre y consciente”, Temer “recibió para sí, por medio de (el ex asesor) Rodrigo Rocha Loures”, ya preso por presunta corrupción, “la ventaja indebida de 500.000 reales” (unos 150.000 dólares).