El informe señala que Amazón, Netflix, IBM y Chevron no pagaron los impuestos federales en 2018, a pesar de haber obtenido miles de millones en ganancias. 

El director norteamericano Woody Allen demandó a los estudios Amazon y les pide 68 millones de dólares por no estrenar su último film y romper el acuerdo que el cineasta había suscripto con la productora para realizar tres películas más.