Se teme la muerte de 40 personas luego de que un barco con migrantes se hundiera frente a las costas de Libia. 

Ocho años después del levantamiento y la caída del régimen de Gadafi, el camino hacia la paz y la estabilidad en Libia sigue siendo muy complicado. 

En Libia, un ataque aéreo nocturno dejó un saldo de 40 personas fallecidas y al menos otras 80 heridas en un centro de detención de migrantes ubicado en las cercanías de la capital, Trípoli. 

En Libia, funcionarios gubernamentales afirman que 21 personas perdieron la vida en los últimos días mientras los combates se intensificaban cerca de la capital, Trípoli. 

Al menos diez migrantes que viajaban en barco murieron el martes, después de que su embarcación se hundiera en la costa libia. 

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterrez condenó este sábado la reciente escalada de violencia en Tripoli, la capital de Libia, y alrededores. Llamó a todas las partes a cesar las hostilidades y prestar ayuda humanitaria a los afectados. 

El enviado especial de la ONU para Libia reveló ante el Consejo de Seguridad que a pesar de los avances en la estabilización del país, los recientes hechos violentos demuestran que se necesita de un progreso tangible para evitar un colapso económico y político. 

Posibles crímenes de guerra habrían sido cometidos durante ataque a base aérea en Libia.