En Estados Unidos, 31.000 trabajadores de la cadena de supermercados Stop & Shop dieron comienzo a una huelga en los estados de Connecticut, Massachusetts y Rhode Island.