En Etiopía, el primer ministro Abiy Ahmed informó que el jefe del Estado Mayor del Ejército y otro oficial militar de alto rango fueron asesinados el sábado por el guardaespaldas del jefe del Ejército. 

En Brasil, el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, ordenó al Ejército conmemorar el golpe de Estado de 1964.