Un nuevo artículo científico advierte que los océanos de la Tierra están aun más contaminados por microplásticos de lo que se sabía. 

El 1º de abril comercios comienzan a cobrar bolsas que no cumplen lo previsto en la ley. 

Varios estados en EE.UU. demandan al Gobierno para evitar que diseños de armas imprimibles en 3D estén disponibles en Internet. 

Si no se toman medidas, para el 2050 existirán cerca de 12.000 millones de toneladas de desechos plásticos repartidos en vertederos y en el océano. 

El plástico constituye un flagelo que azota de forma continua la salud de los océanos, incluso en los lugares más remotos del planeta, como las Islas Galápagos. 

De los compromisos voluntarios 460 están destinados a eliminar la contaminación a causa del plástico que se arroja al mar.