Jueves, 15 Junio 2017 12:32

Más trabajo a reclusos

Escrito por

La empresa Tomac SRL firmó un convenio con el Instituto Nacional de Rehabilitación para comenzar a trabajar en el Polo Industrial de Santiago Vázquez. Esta es la tercera empresa que se suma a este emprendimiento. 

Tomac SRL una empresa dedicada a la producción en madera instalará un aserradero en el Polo Industrial, donde brindará trabajo y capacitación a personas privadas de libertad de la Unidad N° 4 Santiago Vázquez.

Martín Maldonado, socio de la firma, contó porque decidieron instalarse en el Polo, “nos enteramos de este proyecto social, nos invitaron, vinimos lo conocimos y quedamos deslumbrados por todo lo que representa el Polo y decidimos poder estar acá para dar un apoyo social, genera fuente de trabajo, hábitos y poder enseñarles un oficio para el momento en el que salgan”.

El aserradero se encargará de la fabricación de tablas y tirantes. La materia prima va a llegar al Polo Industrial y allí los internos la van a trabajar para luego ser distribuida a los clientes de la empresa.

En un principio van a contar con empleo 14 personas privadas de libertad, en 3 o 4 meses se prevé llegará a 30 internos y en un año a 60. Las plazas laborales serán ocupadas por personas privadas de libertad seleccionadas por la Junta de Tratamiento de la Unidad. Además la empresa llevará a cabo talleres de capacitación a las personas contratadas para la realización de la tarea. “Esto es un oficio y hay que enseñarle a la gente como se trabaja y todas las medidas de seguridad”, expresó Maldonado.

La empresa se instalará en el Polo Industrial por 10 años y contará con una superficie de 2500 metros cuadrados aproximadamente.

Gonzalo Larrosa, director del INR, señaló que es fundamental seguir trayendo empresas y seguir buscando la cooperación para profundizar las transformaciones del INR. “Hay que generar las condiciones darle trabajo a la gente y de formación” teniendo siempre como objetivo la reinserción social, afirmó Larrosa.

La jornada laboral será en dos turnos de ocho horas con una hora de descanso. La empresa deberá abonar por mes a cada persona privada de libertad contratada un salario fijado por laudo vigente para la categoría que se contrate: maquinista, carreros y saca tablas, así como los demás rubros correspondientes según las leyes laborales.  Se deberá inscribir a las personas contratadas en el Banco de Previsión Social y en el Banco de Seguros del Estado y descontar el 10% de la remuneración que será destinada al Centro de Atención a las Víctimas de la Violencia y el Delito.