Martes, 05 Marzo 2019 16:12

Mayor demanda de carnes rojas en Asia

Escrito por

El presidente del Instituto Nacional de Carnes, Federico Stanham, dijo que “el acceso a la carne bovina madurada, congelada o enfriada que aprobó Japón es un mensaje a otros mercados con las mismas exigencias, pero que no nos dan el mismo nivel de ingreso”. 

Además, valoró que la posibilidad de comercializar hamburguesas es “tremendamente importante”. “El futuro de las exportaciones cárnicas está en Asia”, aseguró.

Uruguay está presente en Japón en Foodex, la mayor exposición de alimentos y bebidas de Asia, que se desarrolla entre este martes 5 y el viernes 8 en Chiba, ciudad japonesa cercana a Tokio.

“Quien quiera vender alimentos en Asia, particularmente en Japón, debe estar presente en esta feria, pues es la primera oportunidad de venir con la posibilidad de cerrar negocios”, subrayó Stanham, quien estuvo acompañado por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, y el vicecancillería Ariel Bergamino entre otras autoridades.

“El camino para ingresar a un mercado con la característica de Japón es largo y constante, en el que este es el primer paso para tener un conocimiento más claro de la situación”, remarcó el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC) en entrevista con la Secretaria de Comunicación Institucional. En el estand del organismo están presentes 14 plantas frigoríficas, además de seis brockers y traders (intermediarios).

En la oportunidad detalló que los productos que se pueden enviar son carne vacuna, madurada, congelada o enfriada con una vida útil de 120 días, dato que el jerarca consideró importante porque el transporte de carga marítima lleva 50 días.

“La grata sorpresa que recibimos es que también habilitó dos plantas que elaboran hamburguesa, lo cual es tremendamente importante por ser el único mercado donde tenemos acceso como libre de aftosa con vacunación”, valoró.

El jerarca uruguayo indicó que “un gran logro y carta de reconocimiento a la producción de calidad con manejo sanitario ajustado a requisitos públicos, también es un mensaje a otros mercados con exigencia alta pero que no nos dan el mismo nivel de acceso”, indicó. “Es como decir “miren que Uruguay está preparado para recibir este tipo de exigencias”, añadió.