Miércoles, 17 Julio 2019 15:18

Los pasos para activar El Guardián

Escrito por

El ingeniero Claro Taroco asesor en Tecnologías de la información y la Comunicación del Ministerio del Interior explicó como es el trabajo que se realiza para obtener las interceptaciones telefónicas legales. 

El proceso inicia cuando un oficial de caso solicita la necesidad de realizar una intervención, la misma es enviada al fiscal y si este entiende que corresponde la intervención la deriva a a un Juez. El Juez es el que autoriza total o parcialmente lo solicitado mediante un certificado de persona física (firma digital).

En caso de tener una respuesta positiva esa autorización se envía de forma automática a la compañía telefónica.

La operadora de telefonía certifica técnicamente la firma emitida digitalmente por el juez autorizando una interceptación válida. Ellos son los encargados de brindar la información solicitada a la policía.

Todo el proceso está garantizado por el uso de la firma digital, un mecanismo que garantiza la autenticidad (identidad del firmante), integridad (asegura la integridad del mensaje) y no repudio (garantiza que el firmante no pueda negar el contenido del documento) de la orden emitida.

La orden emitida por el juez es firmada digitalmente, lo cual significa que unicamente él puede firmarlo y en caso de hacerlo no puede negar haberlo hecho.

En el año 2017 el Ministerio del Interior solicitó al Ministerio de Economía y Finanzas que audite toda la información del proceso de interceptación telefónica.

Esa auditoría emitió la conclusión de que “todos los teléfonos interceptados cuentan con una orden judicial originada a partir de alguna investigación policial”.

El Ingeniero Taroco aclaró que toda la información que ha sido trabajada por “el Guardian” desde su inició hasta el día de hoy queda guardada en el sistema, motivo por el cual se pueden realizar auditorías del mismo en cualquier momento.

El programa Sail cuenta con una sección llamada reportes que permite que cada sede judicial lleve un control de los teléfonos interceptados. Este control lo pueden hacer tanto jueces como fiscales, antes durante o luego de finalizada la interpretación telefónica.