Martes, 29 Octubre 2019 11:21

Cruceros, Montevideo puerto de embarque

Escrito por

El ministro interino de Turismo, Benjamín Liberoff, expresó que Montevideo se consolida en la temporada de cruceros 2019-2020 como puerto de embarque y desembarque de pasajeros de las compañías Costa y MSC. 

Los 200 amarres previstos en el período en Montevideo y Punta del Este contribuyen a promocionar y posicionar esos destinos del circuito del Atlántico Sur.

El buque de bandera portuguesa World Explorer, fue el primero en atracar en el puerto de Punta del Este, procedente del brasileño de Itajaí, el sábado 26, en el inicio de la temporada de cruceros 2019-2020, que se extenderá hasta el 11 de abril con el arribo del Costa Fascinosa a Montevideo.

El crucero exclusivo, de 126 metros de eslora (largo) y 25 de manga (ancho), con 54 pasajeros y 166 tripulantes, llegó a Montevideo el domingo 27 y este lunes 28 recaló en Buenos Aires.

En la temporada que se inicia, “aspiramos a superar nuevamente los 200 amarres (del período 2013-2014), con 134 en Montevideo y 70 en Punta del Este”, aunque en este último el número puede fluctuar en función de las condiciones climáticas, debido a que, a diferencia del puerto capitalino, los cruceristas son trasladados desde el buque a tierra firme en lanchas auxiliares (tenders), expresó Liberoff.

Liberoff destacó que en la presente temporada Montevideo se afianza como puerto de recambio de cabinas de las compañías Costa y MSC Cruceros. Estas confirmaciones resultan auspiciosas en el entendido de que posibilitan que los turistas que embarquen o desembarquen en ese recinto portuario sumen al menos una noche de hotel en la ciudad.

El jerarca consideró relevante que en la temporada 2020-2021 Montevideo contará con una terminal de cruceros en la actual sede del Ministerio de Turismo, en el ex edificio Santos, perteneciente a la Administración Nacional de Puertos.

Entre diciembre de 2018 y abril de 2019 arribaron 146 cruceros, el 55 % a Montevideo y el resto a Punta del Este, y descendieron a tierra 256.000 visitantes. El gasto total de estos cruceristas superó los 9,5 millones de dólares, lo que representó un desembolso per cápita de 37 dólares.