Lunes, 04 Noviembre 2019 11:45

Subsidios en ómnibus eléctricos

Escrito por

La primera convocatoria para otorgar subsidios a operadores que adquieran ómnibus eléctricos para servicios regulares en todo el país cerró el 30 de octubre. 

El Ministerio de Industria, Energía y Minería informó que espera adjudicar entre 30 y 35 subsidios, que les permitirán a las empresas interesadas adquirir ómnibus eléctricos al precio de los diésel, que rondan los 140.000 dólares.

La convocatoria fue realizada por la Comisión Técnica creada por el decreto del Poder Ejecutivo n.º 165/019, del 17 de junio de 2019, integrada por representantes de los ministerios de Economía y Finanzas, de Industria, Energía y Minería, de Transporte y Obras Públicas y de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

El subsidio cuenta con un amplio respaldo político, ya que la ley fue aprobada por el Parlamento nacional casi por unanimidad, con el objetivo de alcanzar a todas las empresas operadoras del país. No supone un mayor gasto para el Estado, dado que la suma del subsidio al gasoil que actualmente recibe el sector durante toda la vida útil de un ómnibus es de igual magnitud que el que recibirán para la adquisición de cada coche eléctrico.

Estas nuevas unidades cero kilómetro, por las exigencias técnicas del subsidio, contarán con más prestaciones: piso bajo para accesibilidad, cámaras de seguridad, pantallas de información y aire acondicionado, para mejorar la experiencia de viaje, el confort y la seguridad de los usuarios.

Así, los operadores de transporte público de todo el país podrán adquirir ómnibus eléctricos al precio de los diésel. El costo de un ómnibus eléctrico y su cargador es de entre 350.000 y 400.000 dólares, dependiendo de sus prestaciones, mientras que el de uno diésel es de unos 140.000 dólares.

Las solicitudes diversifican la oferta de tecnología, con cuatro diferentes proveedores y tres fabricantes entre los mayores del mundo: Ankai, BYD y Yutong.

Este subsidio se enmarca en la política energética uruguaya, que hoy produce el 98 % de su energía eléctrica de fuentes no contaminantes, renovables y autóctonas.