Martes, 04 Febrero 2020 10:43

Inversión superará los 5.000 millones de dólares

Escrito por

El proyecto del viaducto en la rambla portuaria, la profundización del dragado del puerto de Montevideo y las obras por concretarse en el marco de los contratos de participación público-privada en materia de infraestructura vial y educativa conforman un paquete de inversiones que superarán los 5.000 millones de dólares en obras para los próximos 36 meses. 

Los contratos de participación público-privada representan obras por construirse en los próximos 36 meses por unos 1.600 millones de dólares, entre centros educativos (42 CAIF, 44 jardines de infantes, 38 escuelas, 37 liceos, 11 centros de UTU, 9 polos tecnológicos y 10 polideportivos), proyectos viales (1.217 kilómetros de vías, más puentes y baipases) y vías férreas (273 kilómetros, puentes y desvíos).

Según se expresa en el documento base Un Uruguay para todos, el proyecto del viaducto en la rambla portuaria, que se concreta después de varios años de estudios, es una obra que mejorará la circulación del transporte de carga en la entrada del puerto y reducirá los costos logísticos de las exportaciones.

Asimismo, la profundización del dragado del puerto de Montevideo permitirá, entre otras cosas, que los buques graneleros que actualmente no pueden completar su carga en Nueva Palmira, debido a la menor profundidad del canal de acceso, completen la tarea en la capital del país, lo que reducirá el costo de transporte por tonelada y mejorará la competitividad de las exportaciones.

A esto se suman las obras dentro del recinto portuario, la relocalización de la flota pesquera y la concreción de un puerto especializado en celulosa, que implican una considerable mejora para la Administración Nacional de Puertos. Estas obras comprenden una inversión de 500 millones de dólares.

Se integran a este flujo de inversiones las obras asociadas a la construcción de la tercera planta de celulosa de UPM, por 3.000 millones de dólares, y las obras viales, por 200 millones de dólares, en Tacuarembó, Durazno, Cerro Largo, Florida, Paysandú, Río Negro y Rivera.

Este importante conjunto de inversiones dinamizará la economía uruguaya y contribuirá a la creación de empleo; se prevé un flujo de inversión pública y privada que superará los 5.000 millones de dólares para los próximos 36 meses, según informa el documento base de transición Un Uruguay para todos, presentado en 2019.