El 71 % de las 200 toneladas de carne que se envían a Japón son cortes enfriados y el resto son congelados, explicó el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham. 

El presidente del Instituto Nacional de Carnes, Federico Stanham, dijo que “el acceso a la carne bovina madurada, congelada o enfriada que aprobó Japón es un mensaje a otros mercados con las mismas exigencias, pero que no nos dan el mismo nivel de ingreso”. 

El consumo de carne en Uruguay se incrementó casi 2 kilogramos por persona en 2017, en relación con el año anterior, un promedio de 100,9 kilogramos por persona, informó el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

 

El comunicado del INAC subraya que en 2017 la carne bovina representó el 58,7 % del consumo total en el mercado interno uruguayo, mientras que la carne aviar, el 20,2 %, la porcina fue del 18,1 % y la carne ovina, un 3 %.

En los 12 años finalizados en 2017, añade el informe, el consumo total de carnes creció un 20 %. Pasó de 84,1 kilogramos anuales por consumidor a 100,9 kilogramos por habitante en el año. En ese período, se duplicó el porcentaje de carne de cerdo consumida, mientras disminuyó el de carne ovina a la mitad. Por su parte, la carne bovina alcanzó la mayor proporción en 2010, con el 65 %.

En referencia con el precio al público, el índice de precios al consumidor aumentó un 6,6 % con respecto al de 2016. Las variaciones en términos nominales mostraron que todas las carnes incrementaron su precio, la aviar 23 %, la porcina 11,3 % y la bovina 2,9 %, en la comparación de 2017 con el año anterior.

Las ventas cárnicas uruguayas totalizaron 827 millones de dólares entre enero y el 23 de junio, 13 % más que en igual lapso del año pasado, con China como principal mercado, seguido de la Unión Europea.