El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte se refirió el jueves al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, como una “toxina intransigente” y “venenoso” para la diplomacia entre los dos países, cuyas conversaciones sobre la desnuclearización de la península coreana se han visto estancadas durante meses desde una segunda cumbre fallida entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, que tuvo lugar en febrero en la ciudad de Hanói.