EXPOSICIÓN - Los senderos que se bifurcan

Escrito por

Exposición homenaje centenario del nacimiento del pintor Dumas Oroño. 

En el Museo Municipal Juan Manuel Blanes se presentó en la víspera, la exposición homenaje por el centenario del pintor Dumas Oroño, con la curaduría de Gabriel Peluffo Linari.

Dumas Oroño (1921 – 2005) - Oriundo de Tacuarembó, docente en los liceos de San José y de Las piedras, donde además bregó por una proyección social de su pedagogía, Dumas Oroño ha dejado un prolífico legado como pintor, docente y activista cultural. Ingresó al Taller Torres García (TTG) en 1945, época en la que comienza en San José su docencia en el liceo y su actividad de taller en el Museo e Intituto Histórico Cultural, del cual fue director desde su fundación, en 1947, hasta 1953.

Un rasgo peculiar de su pintura es la manera como los sistemas expresivos a los que recurrió respondieron a las transformaciones del contexto social, al tiempo que buscaron ciertos anclajes conceputales en la prédica del TTG y en la propia experiencia docente del artista.

En esta exposición se seleccionaron tres instancias de este proceso:

1- los paisajes urbanos y bodegones de la década del cincuenta (también entonces practicó el retrato), donde predomina la paleta de ocres con un discreto apego formal a la preceptiva torresgarciana.

2- la serie Antipinturas iniciada a fines de los años sesenta, en la que, al igual en su coetánea Tierras de la memoria, el artista se despoja deliberadamente del legado de la pintura normativa clásica, como si le pesara demasiado a la hora de registrar el desasosiego cotidiano debido a las convulsiones sociales de la época.

3- la pintura de relieves, con fuertes texturas y dibujos incisos , que por un lado revela una introspección a veces nostálgica, y por otro una mirada dolorida sobre el escenario local de los años setenta y ochenta.

En estos tres bloques expositivos se han introducido otras piezas, que si bien le son extemporáneas, mantienen un diálogo eficaz con ellos.

El amplio espectro de problemas e investigaciones que abordó Dumas Oroño, fue siempre acompañado por una irrenunciable vocación docente, una sensibilidad social alerta, y un activismo cultural ejercido con honestidad intelectual y probidad ética.

Gabriel Peluffo Linari