Viernes, 20 Diciembre 2019 10:32

15 años al hombre que baleó a su expareja y su abuela

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La víctima asegura que el hombre la molestó por celular durante todo el juicio, pese a estar en prisión preventiva. 

En enero del 2019, un hombre intentó asesinar a su expareja y a la abuela de la mujer en Chui Brasil.

El caso fue ampliamente difundido por los medios. Se trata de un veterinario de 43 años que llegó a la casa donde vive su expareja con su abuela, rompió la puerta a patadas, sacó su pistola y le disparó dos tiros a la anciana.

Luego de balear a la anciana, el hombre le dio cinco disparos a su expareja. Uno de los disparos entró en el abdomen y los otros cuatro en los brazos y las piernas, pero sin dañar ningún órgano vital.

Finalmente el juicio llegó a su sentencia luego de casi un año. La jueza Susana Mattos condenó al hombre como autor penalmente responsable de un delito de homicidio muy especialmente agravado y un delito de homicidio especialmente agravado, ambos en grado de tentativa, a título de dolo directo, en un régimen de reiteración real.

La pena impuesta por la magistrada es de 15 años de penitenciaría, con descuento de la preventiva cumplida, según la información aportada a Rochaaldía.

Si expareja, ya recuperada, dijo a Teleinforme 4 de Rocha que "se hizo justicia" y agradeció a todos los que la ayudaron, tanto familiares como personal profesional. "Fue un año complicado y largo, no fueron solo los impactos físicos que he sufrido. He sufrido muchas cosas que hacen difícil seguir adelante. Ahora es seguir la vida, dar mensaje a las otras mujeres, (porque) sé que en Chuy hay muchas mujeres que piensan que no van a poder solas", afirmó.

"Nunca se va a borrar de la memoria la noche aquella, y las cicatrices que me quedaron en el cuerpo. Siempre lo voy a recordar. No sucedió solo conmigo. Está mi abuela. Una se siente culpable por poner a más gente en el barco", contó.

Aseguró que el imputado la molestó durante todo este año desde la cárcel, usando celular, a pesar de tener prisión preventiva. "Es un miedo que siempre me acompaña. Fui víctima de esta persona ocho años, pero lo peor fueron los últimos tres, con las amenazas", agregó.

Fuente: Montevideo Portal